stpp-pagephotos-our-parish

Home > Acerca > Nuestra Parroquia > Historia de la Parroquia

Historia de la Parroquia

La Iglesia Católica de San Pedro fue fundada en la pequena ciudad de Wilmington, California en 1865 por el Obispo Thaddeus Amat, CM, Obispo de la Diócesis de Monterey-Los Angeles. Fue el vigésimo año del reinado del Beato Papa Pío IX. Ese año también vio el final de la Guerra Civil y el asesinato del presidente Abraham Lincoln.
La primera iglesia era una estructura simple de madera en la esquina de la calle G y la Avenida de Neptune, y fue construida por soldados del Primer Regimiento de Infantería de California, USV, estacionados en los Cuarteles de Tambor. Los límites de la parroquia incluyeron todo lo que es ahora la parte sur del condado de Los Ángeles, a partir de hoy en día Compton hacia el sur hasta el océano, y de Redondo Beach al Condado de Orange. El primer párroco de la parroquia fue el padre Antonio Ubach, OFM, el último de los Padres Franciscanos en la línea del Beato Junípero Serra, OFM, el gran apóstol de California. Hacia el final del siglo XIX el nombre de la parroquia fue cambiada a San Pedro y San Pablo.

En menos de 60 años, la iglesia ya no era lo suficientemente grande como para albergar a la creciente congregación. Padre Bernardino J. Schiaparelli, quien se convirtió en pastor en 1922, supervisó el diseño y la construcción de la iglesia actual en la esquina de la calle Opp y la Avenida Lagoon. Lamentablemente, antes de que se terminara el proyecto de la iglesia, llego la Gran Depresión y algunos de los planes para terminar el interior de la iglesia tuvieron que ser detenidos indefinidamente. El Santo Sacrificio de la Misa se ​​celebró en la nueva iglesia por primera vez por el padre Schiaparelli en la Nochebuena de 1930, y la iglesia fue dedicada formalmente el Domingo, 15 de Marzo de 1931, con el Obispo John J. Cantwell oficiando.

En 1943 el Padre John V. Hegarty se convirtió en pastor. Él estableció una escuela en los terrenos de la parroquia e invito a las hermanas de la Congregación de San Francisco de la Penitencia y la Caridad a enseñar allí. El Padre John Dunne fue nombrado párroco en 1945 y construyó una nueva escuela parroquial en la actual ubicación en la avenida Bay View Avenue. Invitó a las Hermanas de San José de Cluny pare ensenar en la escuela y construyó un convento para ellas frente a la iglesia en la avenida Lagoon.

 Monseñor John Brennan se convirtió en pastor en el año 1960 y durante su pastorado la parroquia de  SS. Pedro y Pablo celebró su centenario con una misa solemne de acción de gracias el 24 de Abril de 1966, con Su Eminencia el cardenal James Francis McIntyre. Padre Santiago Tamayo se convirtió en pastor después de la muerte de Monseñor Brennan en 1983. Al año siguiente, Monseñor Clemente Morian fue nombrado párroco.

Con la muerte de Monseñor Morian en 1993, el Padre G. Peter Irving III se convirtió en pastor de la iglesia de  SS. Pedro y San Pablo. Padre Roberto L. Pirrone se convirtió en pastor asociado en julio de 1999. El Padre Irving y el Padre Pirrone hicieron mucho para restaurar y embellecer la iglesia parroquial y para profundizar la vida espiritual de la parroquia.

Durante el Ano del Gran Jubileo del 2000, el cardenal Roger Mahony designo a la Iglesia de  SS. Pedro y San Pablo como una de sólo 20 iglesias de peregrinación de la Arquidiócesis. El 13 de Mayo de 2004 el Padre Irving inauguró la nueva Capilla de la Adoración Eucarística Perpetua, con el apoyo entusiasta de los feligreses. Bajo el liderazgo del Padre Irving los feligreses también construyeron el Salón Parroquial Eugene Sullivan y el Jardin Memorial Papa Juan Pablo II, que incluye una estatua del difunto Papa.

El 1 de Julio de 2006, después de la terminación del termino del Padre Irving como pastor, el cardenal Mahony coloca la parroquia bajo el cuidado de los Padres Norbertinos de la Abadía de San Miguel en Silverado. Padre Raymond Pérez, O. Praem. se convirtió en el primer párroco Norbertino.  Hoy en día sirviendo con el Padre Raymond en la Parroquia de San Pedro y San Pablo están Padre Michael Perea, O, Padre Patrick Foutts y otros sacerdotes Norbertinos que regularmente ayudan en la parroquia.